Principales temores sexuales de los hombres

Principales temores sexuales de los hombres

Principales temores sexuales de los hombres

La mente a veces no es un buen aliado, a veces nos hace perder ver una parte de la realidad y los placeres que en ella existen. Se nos va de las manos, perdemos confianza en nosotros mismos y los temores sexuales empiezan a florecer, entonces nos echamos a un lado y si podemos, evitamos cualquier tipo de situación que nos pudiera poner en un compromiso.

Hablamos del sexo y los temores sexuales más frecuentes en el hombre. De aquellos problemas que por falta de confianza en uno mismo salen al exterior y perjudican seriamente las relaciones sexuales. Hoy me atreveré a tocar este punto porque quiero que conozcas cuáles son esos miedos tan comunes entre el género masculino.

Que le guste a una mujer

Antes de llegar a la cama, antes del primer beso y de cualquier otra cita que no sea de las primeras, a los hombres les horroriza la idea de que puedan presentarse delante de una mujer y éste les rechace. Tienen pánico a que ella no les desee ni sienta atracción. Si no lo intentan, nunca sabrán…

Miedo al rechazo y la reacción

Hay que tener claro que es imposible gustar a todas las mujeres, y que si el hombre se arriesga con una, también tiene posibilidades de ser rechazado. Aunque éstas no sirvan como argumento para no arriesgarse, muchos si se excusan en la reacción posterior, ya que no sabrían como encajar una negativa como respuesta, por lo que no hacen nada. ¡Conformistas!

Por lo que pueda pasar, ¿sabré hacerlo bien?

Llegado el momento del sexo, muchos no se encuentran relajados, sino que están completamente preocupados por cómo será su rendimiento en la cama y cuál será la reacción de la mujer.

Si estás pensando siempre en qué pasará y qué opinará, lo más probable es que la experiencia sea un fracaso, déjate llevar y disfruta!

Si estas intentando controlar todo en todo momento, terminarás estresado y completamente fuera del rango del placer.

Y si no tengo una erección

Si no tienen una erección rápida, más de uno cree que ella le puede rechazar, lo que provoca tensión en el momento clave y como era de esperar, la erección tarda un poco más. No son conscientes de que en cada edad reunimos unas condiciones físicas y mentales diferentes, que adelantan o retrasan la erección.

Temor a no rendir como se espera

¿Y si termino mucho antes que ella? ¿Y si no llego a satisfacerla como esperaba? Preguntas habituales. Aquellos que llegan con la cabeza llena de este tipo de pensamientos, obviamente no logran concentrarse ni disfrutar del sexo.

¡Fuera los temores sexuales!

admin