Beneficios de los consoladores y otros juguetes sexuales

Beneficios de los consoladores y otros juguetes sexuales

Beneficios de los consoladores y otros juguetes sexuales

En los últimos años el uso de juguetes eróticos se ha hecho muy popular en gran medida a la amplia diversidad de productos que se comercializan y gracias, en parte, a la privacidad con la que podemos adquirirlos a través de internet.

Entre los más populares se encuentran los consoladores o dildos, y los vibradores, a priori la única diferencia con los anteriores es el uso de un pequeño motor que emite vibraciones y produce sensaciones muy placenteras sin apenas realizar esfuerzo.

No obstante la gama de juguetes sexuales es enorme y muchas veces cuesta decantarse por uno u otro: clásicos, de gran tamaño, realistas, por control remoto, luminiscentes, de metal, de cristal y un largo etcétera.

Razones para saber elegir consolador que más nos convenga y depende del uso que queramos darle.

¿Del uso que queramos darle? ¿Pero no es evidente?

En la mayoría de casos el uso de juguetes para adultos es meramente sexual, bien “solas” o en pareja, y pongo solas entre comillas porque en los últimos años se ha extendido el uso de juguetes eróticos entre el público masculino, desde las famosas “vaginas en lata” hasta anillos vibradores, réplicas anales o muñecas cada vez más realistas y fabricadas con materiales cada vez más similares al tacto de la piel humana.

Para algunas mujeres más que la búsqueda de placer, que también es importante, es el beneficio que producen en nuestra salud.

Cito algunos ejemplos:

Mujeres que padecen anorgasmia

La anorgasmia es la inhibición persistente del orgasmo, manifestada por su ausencia tras una fase de excitación normal. Las causas pueden ser varias, desde una relación poco satisfactoria con tu pareja, estrés, miedo a una relación dolorosa principalmente entre las más jóvenes, enfermedades endocrinológicas como la diabetes o trastornos psicológicos.

Seguramente ésta última sea la más común y puede deberse a diferentes causas como experiencias sexuales traumáticas, falta de información personal o monotonía en las relaciones.

El uso de consoladores o vibradores en estos casos puede ser de gran ayuda ya que somos nosotras las que controlamos los tiempos, la duración, la fuerza con la que lo ejercitamos y las dimensiones del juguete, ayudando a una mayor relajación y disfrute del momento.

Mujeres con el suelo pélvico bajo o debilitado.

Debido a la edad, al haber sido madre o a otros factores. Para evitarlo tenemos varias opciones recomendando como fase inicial la visita el ginecólogo para un diagnóstico más acertado ya que las recomendaciones que damos no siempre tienen que funcionar igual para cualquier tipo de mujer.

Habitualmente si es leve se puede corregir mediante la ejercitación de los músculos del suelo pélvico, desde los conocidos ejercicios de Kegel, pasando por bolas chinas o conos vaginales.

Mujeres embarazadas

Los ginecólogos acostumbran a recomendar el uso de las bolas chinas durante y despues del embarazado ya que entre sus múltiples aplicaciones se sabe que puede ayudar a la prevención de episiotomías.

Una episiotomía es una incisión quirúrgica en la zona del perineo para aumentar el canal vaginal en los partos, con la finalidad de facilitar la salida del feto.

Existe una gran variedad de bolas chinas en el mercado, desde las más pequeñitas y suaves a tamaños más grandes, con rugosidades o vibración, elegir uno u otro depende de nuestras necesidades y nuestras condiciones anatómicas, quedándonos siempre con el que más seguridad nos dé y más cómodas nos encontremos.

¿Y si sólo quiero un consolador para disfrute personal?

En ese caso la gama donde elegir se amplía, ya que podemos salir de lo “cotidiano” y experimentar cosas nuevas donde nuestro límite es nuestra imaginación, desde consoladores hasta huevos vibradores, pasando por bolas chinas, penes vertebrados o dobles, de materiales blandos o más rígidos, o algo que tiene mucha demanda en los últimos tiempos: juguetes de control remoto.

Éstos nos permiten usarlos incluso en situaciones en las que no nos pondríamos a “jugar”, cuando estamos con amigos, de compras, etc, y basta con apretar un botoncito para experimentar el placer de lo prohibido.

Pero no penséis que es algo cerrado únicamente al público femenino, para hombres hay también una gran variedad de productos que pueden usar sólos o con su pareja, haciendo del sexo algo más divertido y saliendo de lo corriente.

En próximos artículos dedicaremos más tiempo a explicar los diferentes productos para hombres que hay en el mercado y el mejor uso que se puede hacer con ellos.

En definitiva, ya sea por placer o por prescripción médica el uso de juguetes eróticos es altamente recomendable para todo tipo de mujeres y hombres, haciéndonos salir de la rutina y experimentando sensaciones nuevas. ¡En la variedad está el gusto!

admin